Semáforo rojo pone en riesgo a Mejor Teatro

El cierre de teatros por segunda vez en el año preocupa al productor Morris Gilbert, quien observa un panorama incierto luego de que autoridades capitalinas anunciaran la suspensión de actividades no esenciales a partir de hoy y hasta el 10 de enero por el aumento de hospitalizaciones por Covid-19 en la Ciudad de México y Estado de México.

“Si la vez pasada nos agarró de sorpresa y con algo de recursos, esta vez nos toma totalmente desprotegidos porque los guardaditos que había ya se acabaron desde hace mucho.

El miércoles pasado, la productora que encabeza, Mejor Teatro, estrenó en el Teatro San Rafael el musical de Ghost y tenía previsto debutar el 26 de diciembre el montaje Las pequeñas grandes cosas en el Teatro Milán, pero esta situación imposibilita esa oportunidad y deja “un escenario catastrófico” para la compañía.

“Nos preocupa la existencia de la empresa. No estamos seguros si vamos a aguantar algo así; ya nos pasamos ocho meses parados y ahora con dos estrenos, es devastador recibir un golpe así. Mira que he sido positivo ante el futuro, pero ahora no veo para dónde podamos movernos”.

Tan sólo el martes, Mejor Teatro anunció la suspensión de sus cinco montajes en cartelera: MentirasMentidragsToc TocLos monólogos de la vagina y Defendiendo al cavernícola. La compañía emplea ahora a unas 200 personas, “que ya es el mínimo del mínimo con el que podemos trabajar”.

Regresar en enero con estos montajes no parece opción si no es con la totalidad del aforo: “Hacerlo con el 30 por ciento es imposible, no hay negocio alguno al trabajar así. Lo hacíamos ahora porque nos quedaban algunos recursos, pero con esta nueva circunstancia no veo cómo podamos aguantar. Vamos a quedar totalmente desgastados”.

Aunque las funciones streaming han sido una opción para el teatro, Morris Gilbert dijo que éstas “apenas cubren el 15 o 20 por ciento de los gastos totales de la compañía, ¿quién cubre el resto? Estamos en un momento de desbalance grandísimo”.

El productor lamentó que ante este panorama no se cuente con apoyos económicos por parte de las autoridades: “Nos estamos quedándo a la deriva en medio de una enorme tempestad, no tenemos ningún tipo de ayuda, es un ‘sálvese quien pueda’”.

Para sobrevivir, dijo, “necesitamos un milagro”, pues desconfía en que las actividades vuelvan a su regularidad el 10 de enero. “Quién sabe quién puso esa fecha y en base a qué, porque no encuentro el fundamento científico para pensar que podríamos regresar a la normalidad en ese entonces. Luego nos van a decir que hasta el 14 de febrero y así sucesivamente”.

Pero aseguró que seguirán trabajando para sacar adelante al teatro en México: “Nos vamos a tener que volver muy religiosos y rezar todos los días. Pero saldremos de esta”.

Cines respaldan decisión del gobierno

Las salas de cine también verán detenidas sus actividades hasta el 10 de enero, informó la Cámara Nacional de la industria Cinematográfica a través de un comunicado.

“Respaldamos la decisión del gobierno de la Ciudad de México y del Estado de México de suspender todas las actividades no esenciales en estas entidades, desde mañana sábado 19 de diciembre y hasta el 10 de enero. Todos los que trabajamos en la industria sabemos que es tiempo de unirnos y de manifestar nuestra resiliencia”, se lee en el documento.

Ante esto, Cinépolis informó mediante sus redes sociales que quienes hayan comprado boletos para los días en que se suspenden actividades podrán solicitar su reembolso. Para consultar la información, la cadena puso a disposición la página static.cinepolis.com/pdf/politica-reembolsos.pdf.

Por su parte el Autocinema Aire Libre Coyoacán también anunció la suspensión de sus actividades hasta el 10 de enero.