Más de 173 mil chihuahuenses trabajan dobles turnos

    Al tercer trimestre de 2020, la población subocupada en Chihuahua registró 173 mil 648 personas, lo que representa 10.2% respecto de la población ocupada. De cada 100 personas en esta situación, 62 son hombres y 38 mujeres.

    Asimismo, de los subocupados, 165 mil 907 personas (95.5%) no buscaron activamente otra ocupación y las que sí lo hicieron representaron 4.5%.

    Es importante destacar que 62.4% de los subocupados son trabajadores subordinados y remunerados, 30.3 trabajan por cuenta propia, 5.8 son empleadores y 1.5% son trabajadores no remunerados. El sector de actividad con un mayor monto de subocupados es el terciario que concentra 62.6%, le sigue el secundario con 31.9% y finalmente el primario que registró 4.8%, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del estado de Chihuahua.

    El empleo informal, o medición ampliada de informalidad, añade a la definición de trabajo informal las siguientes categorías: el trabajo no protegido en la actividad agropecuaria, el servicio doméstico remunerado de los hogares, así como los trabajadores subordinados que, aunque trabajan para unidades económicas formales, lo hacen bajo modalidades en las que se elude el registro ante la seguridad social.

    De esta manera, la medición de la ocupación en el sector informal se considera el punto de partida y un componente del cálculo de una medida más amplia: el empleo informal.

    Los resultados de la ENOE indican que, en el tercer trimestre de 2020, todas las modalidades de empleo informal sumaron 623 mil 739 personas en Chihuahua, cifra que representa un decremento de 1.9% respecto a igual periodo de 2019, así como 36.6% de la población ocupada. De manera detallada, 281 mil 978 conformaron específicamente la ocupación en el sector informal, cifra que significó 16.5% de la población ocupada; 35 mil 780 corresponden al servicio doméstico remunerado; 154 mil 220 al trabajo realizado en empresas, gobierno e instituciones y los restantes 151 mil 761 al ámbito agropecuario.

    Por entidad federativa, Chihuahua con 36.6% ocupa la segunda posición en cuanto a la menor tasa de informalidad laboral se refiere; le antecede Nuevo León con 35.4%; entidades del sur como Guerrero, Oaxaca y Chiapas presentan los valores más altos 78.5, 76.6 y 74.3% en ese orden. El promedio nacional es del 54.2%.

    Otro indicador importante de la situación de la ocupación es la Tasa de Condiciones Críticas de Ocupación (TCCO), que se refiere a la población ocupada que se encuentra trabajando menos de 35 horas a la semana por razones de mercado, que labora más de 35 horas semanales con ingresos inferiores al salario mínimo y que labora más de 48 horas semanales ganando menos de dos salarios mínimos. En el trimestre, dicha tasa fue de 21.7% (cifra superior a la registrada en el mismo periodo de un año atrás en el cual se reportó 18.5 por ciento). El porcentaje tanto de varones como de mujeres que trabajan en condiciones críticas de ocupación es de 23.5 y 18.7%, respectivamente.

    La presión ejercida sobre el mercado de trabajo por la población desocupada u ocupada en busca de trabajo, ya sea porque no lo tiene o por el hecho de que quiere cambiar el actual o tener uno adicional, llamada Tasa de Presión General (TPRG), registró un nivel de 7.9%, mayor a la registrada en el tercer trimestre de 2019, cuando se ubicó en 7.3%. La presión que ejercen los hombres y las mujeres representa 8.0 y 7.7% en ese orden, de la población económicamente activa.