Niñas y niños, víctimas invisibles de la pandemia

Son los niños las víctimas invisibles de la pandemia, porque no sólo estamos ante un importante y grave abandono escolar, sino que el porcentaje de niñas y niños que deben trabajar aumentará significativamente dados los problemas económicos por los que atraviesan millones de familias mexicanas, dijo en entrevista para el Diario Miguel Ramírez de Save The Children.

Abundó que alrededor de un 60 por ciento son niños que tienen que salir a buscar cómo apoyar con loa gastos del hogar y un 40 por ciento niñas que se quedan en labores domésticas y cuidando a hermanos menores que ellas.

“En estados como Chihuahua las familias al no contar con recursos porque bueno, el tema del trabajo infantil es integral no es sólo sacar a los niños de la condición de trabajo infantil o en este caso es un tema de reclutamiento forzado porque así es tal cual, estos temas no sólo se limitan a bueno saca el niño de la condición porque si a lo mejor lo sacas de trabajar de una empresa o lo logras zafar de las manos del crimen organizado, llega a su casa con la misma situación y bueno a lo mejor no, no muere a manos del crimen organizado pero se va a terminar muriendo de hambre” lamentó el también coordinador de incidencia política para temas de Trabajo Infantil de Save the Children.

Explicó que la Organización Internacional de Trabajo nos ha informado que por todas las afectaciones económicas habría un importante riesgo para muchas niñas y niños de incrementar el porcentaje que se estaba manejando en 2017, es decir, de los 3.2 millones en ese momento, se puede incrementar hasta en un 2% la tasa de trabajo infantil, lo cual explicó, si se da dicha situación, serían casi 500 mil los que estarían entrando a este tema de trabajo infantil.

“Es un aumento enorme ahorita habría que hacer la revaloración conforme a los resultados de la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil, la ENTI 2019, pero si hay un riesgo un gran riesgo precisamente por la afectación que las familias, ya no tienen los ingresos para poder sobrellevar sus necesidades económicas el hecho de que los niños estén en casa, o bueno sabemos que México es un país de mayoritariamente trabajo informal, creo que estamos en un 60%, 62% de acuerdo con el CONEVAL”, dijo Ramírez.

Lamentó que los niños que están o que dependen de familias que se dedican a actividades informales son quienes tienen todavía mayor riesgo de caer en condiciones de trabajo infantil y actualmente, con la pérdida de empleos por la pandemia, el sector más afectado ha sido el informal por lo que no tienen ingresos diarios ni los medios para sobrevivir.

Detalló que a través de estudios, encuestas y datos oficiales han encontrado que sí existe una discrepancia de género bastante elevada en todos los porcentajes pues entre niñas y niños que se dedican al trabajo infantil, el 60 o 70% son niños y el restante son niñas, “esto llama mucho la atención porque dices, entonces las niñas no están trabajando, pero sí están trabajando, están casi siempre desempeñando labores de casa, el tema de la perspectiva de género nos revela que la mayoría de niñas o mujeres adolescentes se quedan a desempeñar labores de cuidado”. Incluso dijo que ante la situación de que niños cuidan a niños y por seguridad, muchas veces no abren la puerta de sus casas, es muy difícil censarlos, por lo que existe una ausencia del dato que revela un número que no se está contando y que no tienen las autoridades en la mira.

“Y si a esto le sumas el tema de la desaparición de las estancias o la limitación de las estancias infantiles pues esto es todavía peor porque pues esto es, si no se pueden quedar con el abuelo o con algún tío con alguna tía y si la mamá o el papá salen a trabajar, pues sí tal vez te dan ese apoyo económico, o le dan ese apoyo económico a los papás pero pues quien sigue cuidando de ellos es una o un adolescente o un niño, o sea, un niño está cuidando de otros niños en pocas palabras” explicó.

Miguel Ramírez consideró que ante el panorama que pudiera sufrir la niñez en estados donde impera el crimen organizado y en un escenario en donde las familias han perdido empleos, convierte a este sector en el más vulnerable.

“El tema no es sólo sacarlo para que eventualmente siga cayendo en estas situaciones, sino darle las herramientas tanto al niño como a su familia ya sea a través de programas sociales, de programas de ayuda, los que tenga el gobierno tanto Federal, Estatal, como Municipal, para buscar que ellos no regresen a este tema, y por la necesidad muchos de ellos están cayendo en la misma situación”. Expuso que el crimen organizado utiliza a los menores para hacerlos sus cobradores de renta en donde niños de 12 años, dejan papelitos hechos a mano, para cobrar a locatarios, extorsionar y así tener un ingreso.

“En Chihuahua es muchísimo peor, porque están funcionando como Halcones a cambio de unos cuantos pesos $500, $100, $1000, un celular, una gorra, unos tenis, ellos fungen como los Halcones de grupos delincuenciales y ese es su trabajo. Sabemos la historia de los niños sicarios esto ya es extremo o sea estamos aprendiendo a tenerle miedo a nuestra niñez” dijo.

Asimismo dijo que todo viene

El 60% son varones que salen a buscar alguna ocupación y el 40% mujeres que ayudan en la casa

de la condición del entorno en el que se mueve la violencia, la falta de oportunidades, la falta de mecanismos y de programas que ayuden y permitan que los niños sigan en la escuela, pues es muy difícil que un niño de secundaria a preparatoria continúe sus estudios; añadió que actualmente hay una deserción a nivel nacional alrededor de 30 o 40% “es brutal el número”.

“Un niño o una niña con solo la secundaria hasta dónde puede llegar, qué tanto puede aspirar, a terminar trabajando en una maquila, no sé obviamente no tiene ni la edad para trabajar en una maquila. Entonces la familia lo pone a trabajar porque necesitan apoyo sobre todo porque en la mayoría de los casos la familia no tiene la oportunidad de pagar una escuela privada o buscarle opciones por un costo para que ellos continúen sus estudios; pues qué les queda, buscar una fuente de ingreso”, concluyó Ramíez.