Juramentación de Biden se adecuará a pandemia

Las recomendaciones de salud y sana distancia en la era del coronavirus están a punto de chocar con lo que suele ser una de las celebraciones más grandes de Estados Unidos: la juramentación del nuevo presidente.

Si bien aún quedan muchos detalles por resolver, la juramentación de este 20 de enero seguramente será más moderada que otras: sin el gigantesco desfile por la avenida Pennsylvania ni el tradicional almuerzo para legisladores.

¿Y la juramentación en sí misma? La plataforma frente al Capitolio se está armando como siempre, pero probablemente no estará tan llena.

Creo que vamos a ver algo más parecido a lo que fue la convención que una típica juramentación”, dijo el viernes el presidente electo Joe Biden, refiriéndose al evento totalmente virtual que marcó su nominación el verano pasado.

Mi objetivo es mantener a Estados Unidos a salvo, pero aún permitir que la gente celebre”, agregó.

Para su convención, los demócratas mezclaron videos caseros, discursos en escuelas y salas de estar, con música de fondo, para un video narrado por presentadores famosos.

MÁXIMAS PRECAUCIONES

El juramento de Biden en sí mismo no será virtual. Pero los invitados deben estar preparados para distanciarse socialmente y usar cubrebocas.

Los legisladores también están considerando requerir una prueba de covid-19 para cualquier persona en la plataforma cercana al presidente electo, dijo Paige Waltz, portavoz del comité conjunto del Congreso encargado de supervisar el evento.

La plataforma VIP tiene capacidad para mil 600 personas. Los legisladores también suelen distribuir boletos para puestos cercanos.