Covid-19, segunda causa de muerte en México: Inegi

El Covid-19 se convirtió en la segunda causa de muerte en México al superar los decesos por diabetes mellitus en 2019, informó Julio Santaella, presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con el presidente del organismo, en 2019 se registraron 104 mil 354 fallecimientos por diabetes mellitus, mientras que el virus del SARS-CoV-2 ha dejado 104 mil 873 muertos durante 2020 y la cifra sigue en aumento.

Además de la diabetes mellitus, el Covid-19 supera así las muertes por tumores malignos (88 mil 680), enfermedades del hígado (40 mil 578), homicidios (36 mil 661) y enfermedades cerebrovasculares (35 mil 303).

Sin embargo, Santaella señaló que dado que se estima un exceso de mortalidad por todas las causas de 217 mil 989 decesos del 1 de enero al 24 de octubre en este año, es probable que el Covid-19 se posicione en la lista como la primera causa de muerte.

Como referencia, – señaló- las defunciones en el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedad Respiratoria Viral (SISVER) con resultado positivo al Covid-19 fueron 88 mil 332 en el mismo periodo, las cuales está incluidas dentro del exceso de mortalidad por todas las causas.

Cabe resaltar que México rompió otro récord el viernes al registrar 12 mil 081 nuevos casos de coronavirus, con los cuales suman ya un millón 90 mil 675 contagios acumulados. Ademas, se reportaron 631 nuevos decesos por Covid-19, con ello suman 104 mil 873 muertes.

Esta es la tercera vez en la semana que México reporta más de 10 mil nuevos casos al día, las cifras más altas desde el 5 de octubre, cuando la Secretaría de Salud contabilizó 28 mil 115 nuevos contagios, aunque entonces lo atribuyó a una nueva metodología que incluía infecciones rezagadas.

México es el undécimo país con más casos acumulados y el cuarto con más muertes absolutas por el Covid-19, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins.

El país registra casi 820 muertes de Covid-19 por cada millón de habitantes, lo que lo coloca como el octavo país con más decesos en proporción a su población.