Alcalde de Cuauhtémoc decide no pronunciarse respecto a su afiliación al PRI

    El Presidente municipal de Cuauhtémoc, Romeo Morales, decidió no pronunciarse respecto a su afiliación al PRI, por estar en horario laboral en la Presidencia Municipal, argumentando que no acudía a hablar de política, sino a trabajar por el municipio. Sin embargo, destacó que en su administración hay pluralidad y personas de todos los partidos.

    “Hay gentes muy buenas que vienen de diferentes corrientes partidistas. Ustedes se van a dar cuenta que tengo de todo. Son muy entregadas y no vienen a hacer labores partidistas aquí. Simplemente vienen a trabajar. Tienen un gran valor. Es un equipo que se ha conformado y labora con un mismo fin”, expresó.

    Lo anterior, luego de que el martes el PRI Estatal que lidera el diputado Omar Bazán, emitiera un comunicado de prensa en el que informaba que Romeo Morales se afilió al partido e incluso trascendieron fotografías del evento llevado a cabo en Santa Isabel, en lo que parecía una reunión de amigos.

    Además de Bazán y Morales se observó en las imágenes a Rafael Díaz, presidente del PRI en Cuauhtémoc; a Francisco Sáenz Soto, actual secretario del Ayuntamiento; Jorge Flores, exregidor y actual Presidente del Consejo de Cruz Roja; y Rafael “Cheque” Martínez, empresario y quien en su momento fue alcalde suplente en Cuauhtémoc.

    Aunque en esta ocasión no quiso pronunciarse abiertamente sobre su afiliación al PRI, Romeo Morales convocó a rueda de prensa en septiembre donde, acompañado de su gabinete, informó a los medios su renuncia al partido Morena.

    Esa vez expresó que no tenía compatibilidad ni conexión con el partido, que por ser médico de profesión y no político le era difícil ver colores partidistas, y que deseaba concluir su mandato “en términos de libertad”.

    Este miércoles el Alcalde de Cuauhtémoc expresó que el hablar de su nuevo partido estaba “fuera de contexto” y en este momento sólo le interesa cumplir con la encomienda que le dio el pueblo de Cuauhtémoc.

    Agregó que no persuadirá a nadie de seguir su ejemplo, pues lo único que le interesa es que los funcionarios le entreguen resultados. Indicó que aunque algunos pudieran traer aspiraciones, no es momento de estar viendo quiénes los van a suplir.