CNDH reconoce omisiones en atención a víctimas de violencia de género

Rosario Piedra Ibarra, presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), reconoció que han existido omisiones y descuido en la atención a las demandas de las víctimas de violencia de género, que aseguró, se rectificarán.

En un videomensaje, con motivo de su primer año de gestión, anunció el replanteamiento del Programa de Atención a Víctimas, con énfasis en la atención a las mujeres violentadas en sus derechos.

Lo anterior, tiene entre otros objetivos, que las instalaciones de la CNDH, ubicadas en la calle de  Cuba número 60, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, se conviertan en un centro donde concurran múltiples esfuerzos institucionales, de la mano de organizaciones y colectivos.

Por lo anterior, hizo un nuevo llamado al diálogo a los grupos feministas -que desde el pasado 4 de septiembre mantienen tomadas sus instalaciones- , al asegurar que la CNDH reivindica el derecho a la protesta como un medio legítimo de obtención de conquistas sociales.

He querido que la Comisión sea la casa de las víctimas y que sus funcionarios principales sean su voz y sus manos. Esto es lo que explica en buena medida lo que pasó el 4 de septiembre y que mantiene retenidas nuestras oficinas de la calle de Cuba.

Desde luego también hubo una parte de descuido y omisiones frente a las demandas de las víctimas, y por lo que toca a nosotros, lo asumimos como una oportunidad de hacer rectificaciones y mejorar nuestro trabajo. Lo que sí quiero decir es que a todas las víctimas cuyas demandas motivaron la toma de nuestras instalaciones, se les ha atendido, y se les sigue acompañando”, señaló.

LA CNDH NO SE DESMANTELA

Piedra Ibarra advirtió que la CNDH no se está desmantelando y también negó que existan problemas laborales, despidos injustificados y cese de personal contagiado de covid-19.

Estamos rompiendo inercias, no desmantelando la Comisión sino sentando las bases para hacer de ella lo que siempre debió ser: una auténtica Defensoría del Pueblo.

No ha sido fácil, porque removemos vicios e intereses, pero caminamos firmemente hacia un nuevo modelo de protección y defensa de los derechos humanos que redundará sin duda en una mejor atención a las y los ciudadanos”, señaló.