Sociedad baja contagios, pero Gobierno sigue sin ampliar camas

    Mientras funcionarios estatales se aferran a justificar que el Gobierno no le meta más recursos a la contratación de médicos y la ampliación de camas Covid, las medidas aplicadas por los juarenses sí lograron impactar la estadística de contagios.

    No es momento de cantar victoria y relajar medidas, pero hace tres semanas el número de contagios en siete días llegó al tope de 3 mil 863.

    La semana pasada, después que las personas literalmente pararon actividades dos fines de semana consecutivos, la cifra bajó a mil 486 contagios.

    La respuesta social de resguardarse en casa y bajar la movilidad logró la disminución.

    No que el Gobierno hubiera mejorado su capacidad de respuesta en hospitales en cuanto a insumos, infraestructura y personal de salud.

    Sino que los ciudadanos, a costa de sacrificar su economía, cerraron negocios, disminuyeron movilidad en lugares públicos y aplicaron medidas preventivas como usar cubrebocas y gel antibacterial.

    En Juárez, la mayoría de las familias entendió el mensaje y acató la restricción.

    Lo malo es que la disminución de contagios y decesos no se reflejó significativamente en hospitales.

    Apenas se logró bajar un 10 por ciento la saturación y que ya no se tengan listas de espera para ingresar.

    Aun así, el subdirector médico zona norte Arturo Valenzuela insistió por segunda ocasión, este martes, que ampliar la capacidad hospitalaria y el número de médicos no es la estrategia más adecuada.

    El funcionario le sigue apostando a que la gente deje de contagiarse.

    Bajan contagios, pero seguimos contando muertos

    A pesar de la opinión del director médico, la realidad es que, con todo y que la sociedad sí ha respondido a aplicar medidas preventivas, en lo que va del mes de noviembre ya van 428 muertos.

    De abril a noviembre suman mil 705 fallecimientos y 18 mil 658 contagios en la frontera.

    De haber tenido atención a tiempo de un médico especialista en un hospital, muchos de los que murieron habrían tenido más oportunidad de sobrevivir.

    Tal vez si al mismo tiempo que se obliga a las personas a restringir su movilidad y sacrificar su economía, el Gobierno redireccionara recursos para contratación de médicos y enfermeras y ampliación de camas Covid, no habría tantas muertes que lamentar.

    Respuesta tardía a los contagios

    En pleno semáforo rojo, y con las cifras de contagios al alza, apenas la semana pasada se habilitaron 20 camas más en carpas móviles improvisadas en el estacionamiento del Hospital General y otras 20 en el hospital del Noveno Regimiento de Caballería de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

    En cuanto al Instituto Mexicano el Seguro Social (IMSS), de los tres hospitales que atienden pacientes Covid en esta frontera, solo el Hospital General de Zona 35 confirmó su reconversión hace unos días.

    De los otros dos, el General Regional 66 y el General de Zona número 6, el primero anunció desde el 28 de octubre que sumaría 47 camas más, pero al día de hoy no hay confirmación oficial.

    La única obra de infraestructura que se ha construido en Juárez desde que inició la pandemia es un hospital de concreto prefabricado con 50 camas.

    Está ubicado a un lado de la Unidad de Medicina Familiar número 60 del IMSS y solo se pueden atender pacientes Covid para recuperación, se dijo.