‘No hay evidencia’ de votos perdidos o cambiados, dicen autoridades de EU

Autoridades electorales de Estados Unidos dijeron en una declaración conjunta el jueves, más de una semana después de las elecciones presidenciales, que “no hay evidencia” de votos perdidos o cambiados, ni de sistemas de votación alterados.

Los funcionarios, responsables de la seguridad electoral en todo el país, rechazaron las afirmaciones hechas por el presidente Donald Trump y los republicanos de que su derrota ante el demócrata Joe Biden se debe a un fraude y a papeletas perdidas.

La elección del 3 de noviembre fue la más segura en la historia de Estados Unidos”, dijeron en un comunicado.

No hay evidencia de que algún sistema de votación haya eliminado o perdido votos, haya cambiado votos o haya sido alterado de alguna manera”, indicaron.

Si bien sabemos que hay muchas afirmaciones infundadas e instancias de desinformación sobre nuestro proceso electoral, podemos asegurarles que tenemos la mayor confianza en la seguridad e integridad de los comicios, y ustedes también deberían tenerla”, añadieron.

La declaración fue emitida por el Consejo de Coordinación Gubernamental de Infraestructura Electoral, un grupo público-privado que opera bajo la órbita del organismo principal de seguridad electoral federal, la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad (CISA).

El texto fue firmado por los jefes de la Asociación Nacional de Directores Electorales Estatales y la Asociación Nacional de Secretarios de Estado – que son los funcionarios a cargo de las elecciones a nivel estatal – y por el presidente de la Comisión de Asistencia Electoral de Estados Unidos.

AFIRMACIONES FALSAS

El comunicado fue emitido horas después de que Trump retuiteó una afirmación infundada sobre un fabricante de máquinas de votación que “eliminó” 2,7 millones de votos que eran para él en todo el país y asignó a Biden cientos de miles de votos que eran para él en Pensilvania y otros estados.

Esta fue la última de una serie de afirmaciones falsas que Trump y los republicanos han hecho para rechazar la victoria de Biden.