Incierto el futuro del cine mexicano: Carlos Cuarón

MORELIA, Mich. Ante la extinción de los fideicomisos que apoyaban la producción del cine mexicano, Carlos Cuarón considera que el escenario para seguir filmando proyectos originales en nuestro país es incierto.

“No puedes hacer un zoom histórico con 300 cineastas, y los tres amigos (Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu y Alfonso Cuarón), prometer algo y después desdecirte”, dice el realizador en referencia al encuentro que tuvo el diputado Mario Delgado con la comunidad cinematográfica en mayo pasado.

“El río está revuelto, pero se está trabajando. Y hay opciones que a lo mejor son mejores. Lo que ahorita hay es muchísima desconfianza porque no han comunicado y no han hecho las cosas bien”, señaló el director, quien presentó Amalgama, cinta que forma parte de la sección de Largometraje Mexicano del FICM.

Nominado al Oscar por el guion de Y tu mamá también, Carlos Cuarón consideró cómo falso el argumento de que la corrupción haya sido la razón por la cual desaparecieron los fideicomisos de apoyo al cine nacional.

“Si bien es cierto que había fideicomisos que eran un barril sin fondo, no puedes generalizar. Y en el caso del cine a mí me consta; Besos de azúcar –su segundo largometraje como director– la hice con Fidecine y estamos auditados por todos lados. Yo como cineasta no me animo a robarme ni un quinto, porque me van a auditar y a meter al bote; ¿por qué haría eso?”.

En Amalgama, su tercer largometraje como director, Carlos Cuarón explora la forma en que los seres humanos evitan confrontar el dolor con una historia contada a través de cuatro odontólogos que viajan a un congreso y se quedan varados en una isla del Caribe, donde comienzan a descubrir otro lado de sus personalidades.

“En realidad lo que estamos haciendo constantemente es evitar el dolor. Y esa es además una respuesta intuitiva que tenemos como animales”, explica.

La historia es protagonizada por Miguel Rodarte, Tony Dalton, Stephanie Cayo y Manolo Cardona, cuyos personajes “van cargando con ellos historias personales, dolorosas. Y a eso es a lo que se refiere la película: tienen que expiar sus conflictos, y como ven en la cinta, no todos lo logran, pero hacen el intento”.

Amalgama fue filmada en República Dominicana y en playas de sur de México y tras su estreno mundial en el FICM llegará a otros festivales internacionales antes de su estreno previsto para mediados del próximo año.