‘Nunca será los mismo la vida sacramental que la vida virtual…’: Diócesis NCG

Esta  tarde se tuvo una reunión con el Canciller de la Diócesis de Nuevo Casas Grandes, el Pbro. Lic. César Alejandro Gómez Arciniega, donde expresó el sentir de la Iglesia ante todas estas restricciones por Covid-19.

Durante esta plática, el sacerdote, mencionó que cuando nos encontrábamos en semáforo naranja y en amarillo estaban muy contentos porque ya se podían celebrar las misas con un porcentaje de aforo y poder tener ese “acercamiento” con sus fieles. La diócesis y la Iglesia en general, se muestran comprometidas a cumplir con las disposiciones que dicte el gobierno para cuidar la integridad y la salud de las personas.

Agradeció la respuesta que han tenido las celebraciones de manera virtual, y ven con alegría cómo los fieles se preocupan por su vida de fe; sin embargo, comenta que hace falta la vida sacramental y poder tener acercamiento entre sacerdotes y fieles.

Resaltó que esta contingencia nos ha tomado a todos por sorpresa, que todos estamos realizando actividades y protocolos a las que no estábamos, pero que esto servirá como aprendizaje.

Por último pide a las dependencias gubernamentales correspondientes regular los precios de los sanitizantes y de todos aquellos insumos que hoy catalogamos como esenciales, no solo para que la iglesia tenga acceso a ellos sino que toda la población pueda tener acceso a ellos y protegerse.

Durante esta plática, el sacerdote, mencionó que cuando nos encontrábamos en semáforo naranja y en amarillo estaban muy contentos porque ya se podían celebrar las misas con un porcentaje de aforo y poder tener ese “acercamiento” con sus fieles. La diócesis y la Iglesia en general, se muestran comprometidas a cumplir con las disposiciones que dicte el gobierno para cuidar la integridad y la salud de las personas.

Agradeció la respuesta que han tenido las celebraciones de manera virtual, y ven con alegría cómo los fieles se preocupan por su vida de fe; sin embargo, comenta que hace falta la vida sacramental y poder tener acercamiento entre sacerdotes y fieles.

Resaltó que esta contingencia nos ha tomado a todos por sorpresa, que todos estamos realizando actividades y protocolos a las que no estábamos, pero que esto servirá como aprendizaje.

Por último pide a las dependencias gubernamentales correspondientes regular los precios de los sanitizantes y de todos aquellos insumos que hoy catalogamos como esenciales, no solo para que la iglesia tenga acceso a ellos sino que toda la población pueda tener acceso a ellos y protegerse.