Negocios cerrados… pero ¿y los bazares?

    El pasado viernes 23 de octubre el Estado de Chihuahua volvió al color rojo en el semáforo epidemiológico por COVID-19. A causa de esto, muchos establecimientos de negocios considerados no esenciales se vieron obligados a cerrar sus puertas, así como todos los comercios ambulantes que se situaban en las plazas de la ciudad.

    Se sabe que muchas familias dependen económicamente de este tipo de negocios, pero el flujo de personas y las aglomeraciones ponen en riesgo la salud de todos.

    Los dueños de estos negocios están a la espera de las indicaciones que dé el Sector Salud, para saber si pueden continuar laborando como lo hicieron este viernes y sábado realizando ventas en sus domicilios, es decir los famosos “bazares”.