Grupo Cementos Chihuahua evita pagos y oculta informes financieros

La empresa mexicana Grupo Cementos Chihuahua (GCC) ha evadido el pago de 46 millones de dólares a la empresa cementera boliviana, Compañía de Inversiones Mercantiles (CIMSA), tras haber perdido un juicio en instancias internacionales, al no cumplir un acuerdo comercial de compra-venta.

Además de que la Bolsa Mexicana de Valores deberá sancionar a la empresa mexicana por ocultar u omitir la información en torno a los procesos judiciales que ha tenido a nivel internacional y que ha perdido.

El conflicto legal inició cuando CIMSA estableció una disputa legal contra GCC, porque el Grupo Cementero mexicano vendió su parte accionaria del 47.02 por ciento de sus acciones al interior de la Sociedad Boliviana de Cemento (SOBOCE) al Consorcio Cementero del Sur (CCS).

Y es que conforme se establecía en un contrato previo de sociedad, GCS debía ofrecer estas acciones a CIMSA en primera instancia.

Cabe resaltar que un tribunal de la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial (CIAC) falló a favor de CIMSA y dictaminó a GCC realizar un pago de 36.1 millones de dólares por concepto de daño y gastos, aunque la cementera de Chihuahua no aceptó la decisión de esa comisión.

Nuevamente, la decisión a favor de CIMSA se reiteró en marzo de 2019 por un juez de distrito en Colorado, Estados Unidos; sin embargo, nuevamente Grupo Cementos Chihuahua, no acepto el fallo bajo el argumento que busca una apelación.

Tras varios recursos legales en instancias internacionales, Grupo Cementos Chihuahua, que al principio debería haber pagado 36.1 millones de dólares, más honorarios, costos e intereses; en la actualidad esa suma ya asciende a 46 millones de dólares, como resultado de su insistencia en no acatar los dictámenes del arbitraje internacional, que en todas las instancias le ha sido desfavorable.

Por si esto no bastara, GCC no ha presentado sus reportes de activos a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que deberá de sancionar a la empresa mexicana por contravenir la Ley de la BMV por haber ocultado u omitido toda la información relevante en torno de los procesos judiciales que ha venido enfrentando y que le son adversos.

De esa forma, eventualmente Grupo Cementos Chihuahua tendrá que responder a los accionistas o tenedores de valores que expresen su queja en este sentido.